5 Tendencias en las redes sociales para 2020

Más de 25 millones de usuarios en España utilizan redes sociales, según el último estudio anual de IAB Spain. Los medios sociales en España gozan de buena salud y son Facebook, WhatsApp, YouTube e Instagram las que se coronan como las más utilizadas por los usuarios nacionales.

Es por ello, que cada año aumenta el número de internautas que utilizan estos sitios web para comprar productos. Asimismo, sigue siendo una tendencia al alza utilizar las redes sociales para la búsqueda de información de productos antes de comprarlos.

Por ello, las compañías, sean del tamaño que sean, son conscientes de que tener un espacio en Internet es prioritario para el buen desarrollo de su actividad y que si sus marcas no están en la red, prácticamente no existen.

En este sentido, más del 25 % de usuarios españoles consideran que la presencia de las empresas en redes sociales aumenta la confianza de los consumidores, y esto supone un dato importante, porque más del 70% de las personas que tienen perfil en redes siguen a alguna marca.

Ante este panorama, la nueva década propone a los profesionales de la comunicación una serie de desafíos tecnológicos y sociales.

1. La obsesión por los likes llega a su fin

Al igual que la preponderancia de selfies,  la obsesión por los likes tiene los días contados. Así lo ha detectado la agencia barcelonesa Labrand, que habla de una superación del “yoísmo” de la generación milenial, para dar paso a una nueva conciencia en RR.SS.: una cultura colectiva y/o de comunidad. En este aspecto, las marcas tendrán que hacerse eco de esta sensibilidad social y defensa de una nueva actitud de consumo.

 

 2. Construir confianza

Con el boom del comercio electrónico, los usuarios se han vuelto más escépticos a la hora de valorar las comunicaciones que les llegan por parte de plataformas online de las marcas. Por ello, es conveniente que los gestores de la comunicación online orienten los planes de marketing digital de las compañías hacia plataformas con mensajes que refuercen la confianza y construyan relaciones con los clientes.

Un objetivo clave será mostrar el lado más humano de las empresas y su principal reto en este sentido será convencer a los usuarios de que sus redes son un punto de encuentro para el diálogo y un portal de transparencia y de responsabilidad con la sociedad.

 

3. Interacciones privadas con los usuarios

Además de mejorar y mantener la confianza con nuestros usuarios, la tendencia a la comunicación con los clientes se acota a espacios reducidos de usuarios y grupos cerrados. La sobrexposición en las redes y los problemas de privacidad han generado en el consumidor cierto rechazo a la manifestación en plataformas abiertas.

Por ello, los community managers  de las empresas tendrán que reorientar también la forma de comunicarse con los usuarios y ofrecer una comunicación más directa y personalizada con sus seguidores.

 

4. El vídeo: el rey social

Una de las tendencias más importantes en Internet  es la publicación de vídeos.  Y es que es la visualización de vídeos la segunda actividad que más realizan los usuarios de redes sociales, solamente por detrás del envío de mensajes o chateo.

Los profesionales de la comunicación priorizarán el uso de material audiovisual dentro de sus estrategias de marketing: Narrativas rompedoras, impactantes y creativas que llamen la atención de los usuarios en unos pocos segundos.

 

 

5. Apuesta por los influencers a escala

Según el Estudio de IAB Spain, 7 de cada 10 usuarios siguen  a algún influencer y consideran creíble sus consejos de consumo o informaciones sobre las marcas que promocionan. Por ello, cada vez son más las empresas que contratan sus servicios. El 58 % de los profesionales han contratado los servicios en redes de algún personaje influyente.

En este sentido, no solo las grandes cuentas apostarán por el marketing de influencer; los llamado “microinfluencers” se hacen un hueco en el sector de las pequeñas y medianas empresas a las que pueden aportar audiencias mejor definidas aunque sean más pequeñas.

Comparte